aguas grises y materia negra

el tratamiento de las aguas residuales y los excrementos

Una vista aérea de la situación actual con los diferentes elementos de los sistemas de filtraje y de compost.

Marzo 2010. El invernadero a la izquierda y el primer ´modulo´ de la casa de balas de paja a la izquierda. El canal de filtro que baja del invernadero es montado con la lona negra de EPDM llenado con grava y piedras irregulares (de conglomerado), mientras el estanque está forrado con piedras y grava de rio más lisos para proteger la lona.

Viviendo ´off the grid´ a una distancia de medio kilómetro del pueblo (aunque estoy conectado con la red de abastecimiento de agua) tenía que encontrar maneras de tratar las aguas grises de los lavabos, la ducha y la lavadora y también de la materia “oscura” del retrete. Después de estudiar internet, decidí empezar con unos sistemas simples y hacerlos más sofisticados si fuera necesario. Después de casi 10 años puedo decir que la sofisticación no es necesaria y que los sistemas funcionan de forma bastante satisfactoria. Con esto quiero decir que no existen prácticamente olores y por ejemplo la vegetación en los estanques de filtro tira bien. Parte de este éxito se debe probablemente al uso de detergentes y jabones biodegradables. Daré una breve descripción de los dos estanques de filtro y después comentar el caso igualmente exitoso del aseo de compost.



Marzo 2010. El exceso de agua fluye hacia el huerto a través de dos tejas. El estanque se llenó posteriormente con grava y arena y fue plantado con plantas acuáticas.

El primer estanque de filtro se instaló en febrero del 2010 para
limpiar las aguas grises de la lavadora y la ducha en el invernadero. Como el
huerto está al lado, utilicé la oportunidad de llevar el agua gris bajando a través
de un canal de 6 metros hacia un estanque que luego desborda hacia el huerto.
Este canal consiste de una fosa con la típica lona negra de EPDM, llenado con
piedras angulares (de roca conglomerada) y arena muy cruda, que sobraba de la construcción
de los cimientos de la casa. Este material ofrece buenas oportunidades para los
musgos, algas y otros organismos que “comen mierda”. También este flujo
irregular hacia abajo por el canal ayuda a oxigenar el agua, tan necesaria para
una buena descomposición. Es importante que la lona de EPDM destaca por lo
menos unos 5 centímetros sobre el nivel del terreno para evitar que plantas
invadan y obstruyan el canal. El canal se tapó con piedras más grandes de rio, más
que nada por razones estéticas.

El canal se cubrió con rocas bonitas del rio. La gravedad lleva el agua a través del canal de filtro, el estanque y finalmente hacia el huerto.

El canal se abre hacia un pequeño estanque forrado con piedras lisas del rio para proteger la lona de EPDM debajo. Este estanque mide unos 4 metros de largo y 40 cm de ancho y puede contener unos 500 litros. El agua puede fluir a través de dos tejas hacia el huerto. Primero no introduje casi nada de tierra ni arena pero esto daría demasiada oportunidad a los mosquitos, sobre todo si el aqua no es limpio y no tiene un ecosistema estable y maduro con los suficientes predadores. Así que más tarde decidí llenar el estanque con arena, grava y algo de tierra. Planté las siguientes plantas acuáticas: Valeriana officinalis, Lysimachia nummularia, Iris pseudacorus, Lythrum salicaria y Sparganium erectum.

Después de un periodo de casi 10 años puedo decir que este sistema funciona bien, prácticamente sin olores. Con la excepción de Sparganium, las plantas sobreviven bien, incluso en periodos de condiciones secas, en mi ausencia durante algunas semanas en verano. Las partes de arriba pueden morir entonces, pero las plantas rebrotan después de recibir agua otra vez. A veces cuando hay demasiada entrada de agua, sobre todo cuando la lavadora está funcionando, ocurre un flujo indeseable de agua jabonosa hacia el huerto. Las cantidades son pequeñas y se extienden sobre una superficie relativamente amplia por la pendiente y no lo considero un problema grande. No obstante, con más gente y lavados más frecuentes el sistema debería amplificarse con un estanque considerablemente más grande y profundo.

Marzo 2015. Este estanque de filtro está a unos 6 metros de la casa y recibe los aguas grises del lavabo del cuarto de baño y el fregadero de la cocina. Mide unos 3 metros por 1 metro y la profundidad máxima es de 60 cm, que debe ser suficiente para tratar esta agua para una persona.

En 2015, después de acabar con el ala
adicional de la casa, instalé un estanque de filtro similar para los lavabos y
la ducha de esta casa. Este cubre unos 3 metros cuadrados y tiene una
profundidad máxima de 60 cm. También se llenó con capas alternas de arena,
grava y pequeñas piedras. Evité también la creación de una capa de agua por encima
de este sustrato para no dar oportunidad a los mosquitos en verano. Planté Lysimachia nummularia, Iris pseudacorus, Lythrum
salicaria,
y Mentha pulegium. Después
de uno o dos años hubo una invasión espontanea bienvenida de Juncus effusus. El agua gris fluye hacia
abajo en el estanque a través de dos tubos de PE desde el fregadero de la cocina
y el lavabo y la ducha del cuarto de baño. Como prefiero utilizar la ducha en
el invernadero (con calentador) la aportación de la ducha es prácticamente
nula. La entrada de grasa, aceite y trozos de material orgánica más grandes se
evita en la medida de los posible y también el uso (frugal) de jabones
biodegradables ayuda a no sobrecargar la capacidad de filtraje.

Agosto 2016. Mentha pulegium y Lythrum salicaria florecen de forma abundante en pleno verano.

De nuevo, después de casi 5 años, no hay prácticamente olores malos
del estanque. Solamente si pones la nariz unos centímetros sobre el superficie se
llega a discernir algo. La única medida de mantenimiento consiste en un corte
de la vegetación al final del verano, aunque intento evitar de cortar por
ejemplo Iris pseudacorus demasiado,
para favorecer su recrecimiento el año siguiente.

La caseta del aseo se construyó en 2009 con balas de paja como una solución temporal pero resultó bastante estable y tan practico y cómodo que decidí mantenerla, por lo menos para 5 o 10 años mas. Se instaló un tejado verde y contra la fachada se montó un almacén de leña.

Aparte de los aguas grises hay que tratar los materiales ´oscuros´ (y
amarillos) del wáter. De nuevo elegí un sistema muy simple y también con
resultados satisfactorios. El sistema, en sus varios grados de sofisticación,
se denomina un aseo de compost o inodoro seco. No se usa agua limpia de beber
para lavar el wáter. En cambio, en el sistema que yo utilizo, se utiliza paja
triturada para cubrir los excrementos, que después de un periodo se llevan a la
pila de compost donde se descompone más para luego ser utilizado como abono
para el huerto. Muchos sistemas utilizan contenedores grandes subterráneos para
recoger los excrementos, pero entonces problemas con la ventilación, los olores
y las moscas suelen surgir. Yo utilizo cubos pequeños que se vacían y limpian
cada uno o dos semanas para evitar la mayoría de estos problemas. Y así, otra
vez, los olores son mínimas, gracias a las fuertes cualidades de absorción de
la paja. Para triturar la paja utilizo una desbrozadora casera, que es
realmente un taladro eléctrico con una mezcladora de cemento y unos hilos de
desbrozadora atados.

Dentro de la caseta del aseo. A la izquierda está el váter y el cubo a la derecha contiene la paja desbrozada.

Suelen surgir polémicas sobre el uso de excrementos humanos para
fertilizar huertos, tratándose de los riesgos de gérmenes, bacterias y restos
de medicina. No obstante, en la literatura científica no existen prácticamente
informes sobre casos de infección o enfermedad al respeto. Dejar la pila de
compost por lo menos dos años compostandose debería evitar probablemente todos
estos riesgos. En China existe una tradición milenaria de usar excrementos
humanos para fertilizar, sin mayores incidentes parece.

Febrero 2016. La pila de compost milagrosa se instaló en 2009 y su nivel se quedó así durante los últimos 5 o 6 años, tragando incluso papel higiénico y piel de naranja. Su tamaño es más o menos de un metro cúbico.

Curiosamente mi propia pila de compost tira casi demasiado bien
porque simplemente no quiere crecer. Durante ya casi 10 años ´come´ todo el
material orgánico que sobra de la cocina y del huerto y se queda medio lleno
como por magia. Ciertamente indica que el proceso de compostaje tira bien,
incluso con todo el material controversial que suelo tirar en ello, como papel higiénico
blanco y peladuras de naranja. Sería interesante llevar a cabo un análisis del
material compostado por parte de un laboratorio profesional, después de dejar
la pila en paz durante dos años.

Unas palabras sobre los asuntos legales. Como estoy intentado de
conseguir un estatus legal de habitabilidad de mi casa, tuve que firmar un
documento especial para asumir posibles riesgos al respeto del uso de un aseo
de compost, pero fue permitido por lo menos. Pero exigían un aseo dentro de la
casa, así que hice un tipo de pre-instalación en el armario del cuarto de baño,
pero prefiero utilizar el aseo fuera de casa, en parte por el polvo y las partículas
de la paja.

Concluyendo se puede decir que los sistemas descritos funcionan bien
con todo su sencillez. El ahorro en agua potable es tremendo y la anulación de
la acumulación de residuos orgánicos por el reciclaje es considerable.  

Marzo 2017. En el terreno hay dos otros estanque más pero no tanto para filtrar sino más bien atraer fauna salvaje: insectos, pájaros, jabalíes, tejones y zorros. También con bastante éxito, pero con sus propios problemas y dinámica que serán tratados en otro artículo.