Julio 2018. El tejado Sedum en todo su gloria, 4 años después de su instalación.

Al ser aficionado a la botánica y vegetaciones naturales, siempre me fascinaron los tejados verdes, que estan bastante de moda últimamente, por lo menos en países como Holanda, Alemania y Escandinavia. Aparte de la estética y la botánica, suelen tener bastantes ventajas: protegen la impermeabilidad de lonas como la de EPDM, aíslan la casa del frio y del calor y funcionan como un almacén de agua, regulando el drenaje durante tormentas fuertes. Esto puede tener especialmente importancia en ciudades donde el cambio climático parece provocar cada vez más caídas fuertes e irregulares de lluvia. Los tejados verdes urbanos además ofrecen bienvenidas oportunidades nuevas para insectos, pájaros y plantas. Otra motivación más personal es que los tejados verdes pueden resultar muy económico, sobre todo si lo haces tus mismo con el método que propongo. Cuando usas ayuda profesional o compras las ´alfombras´ verdes confeccionadas de los centros de jardinería, tendrás que gastar unos 5 o 10 veces más dinero.

Continúa leyendo
image_pdfimage_print